martes, 31 de julio de 2018

La historia de Vitrasa

Hoy, 31 de julio de 2018, se cumplen 50 años desde el primer día que los autobuses de Viguesa de Transportes S.A. (Vitrasa) salieran a la calle a realizar su primer servicio.

Tal día como ayer, hace 50 años se realizó la primera presentación de autobuses, consistente en 32 unidades, que fueron las que salieron a realizar el servicio el primer día en cinco líneas, cuatro ordinarias y una especial (a Samil, como tocaba cada verano).

En este trabajo, de algo más de 200 páginas, se podrá encontrar información sobre el final de los tranvías, las líneas actuales y antiguas, la flota de vehículos, instalaciones y su evolución y una historia sobre los hechos sucedidos en estos 50 años, para bien o para mal, desde los primeros días y las acusaciones de corrupción por la concesión, pasando por aquella utopía llamada Vigo de Manuel Soto hasta el fracaso del autobús eléctrico, o la polémica de las PassVigo. Al final sacaremos conclusiones sobre lo sucedido en estos 50 años.

Y sin más dilación, espero que lo disfrutéis, personalmente dudo que Vitrasa publicara por su cuenta un trabajo redactado en estos términos, así que adelante con la lectura.

                                            (click en la imagen para acceder al trabajo)

domingo, 19 de noviembre de 2017

Las placas de las calles de Vigo

Cuando pasamos por las calles de nuestra ciudad, no solemos mirar hacia los letreros, salvo para saber en qué calle estamos si se tercia.

Cuando miramos hacia ellos no somos conscientes de la historia que guardan estas placas. En Vigo, la rotulación viaria ha sufrido distintos cambios, y eso se refleja en las placas que se conservan, nada menos que ocho modelos distintos y decenas de placas singulares.

Cuando leemos lo que dice una placa no somos conscientes de que en algunos casos, estas placas guardan mensajes que apenas unos estudiosos pueden descifrar. Por ejemplo, nos pueden decir en qué época se le dio el nombre.

Cuando esta historia está a la vista de los ciudadanos pero no pueden apreciarla los que la conocemos tenemos el deber moral de enseñársela, para que nadie que quiera conocerla se quede sin saber porque nadie se empeñó en divulgarla.

Cuando hice el libro de las calles de Vigo, las placas de las calles ayudaban en algunos casos a datar cronológicamente los viales.

Cuando escribí ese libro, pensé que lo siguiente sería escribir algo sobre las calles, y eso hice...en el 2015.

Y cuando ese libro se iba quedando obsoleto, se hizo necesario ampliarlo y actualizarlo. Y eso hice, y hoy son tres documentos.

El primero es el documento que cuenta la historia de las placas, el segundo es un excel con el listado de las más de 6.000 placas registradas en la ciudad, incluidas las desaparecidas en los últimos años (gracias a Google Street View se pudieron detectar cientos de placas desaparecidas en estos años). Este excel necesita un tercer documento, para su correcta interpretación.

Además, se ha creado una cuenta en Flickr para las fotografías de las placas, que se puede observar al final de la entrada.

sábado, 30 de abril de 2016

El libro sobre las calles de Vigo ya en papel



Desde hace tiempo me llegan preguntas sobre cuándo publicaré mi libro sobre los nombres de las calles de Vigo en papel. Bueno, pues ya llegó el momento, desde el pasado sábado ya está publicado y vendiéndose en distintas librerías de la ciudad.

El libro se llama "De los nombres de las calles de Vigo", y son casi 500 páginas, y no es para menos, dado que el número de calles que aparecen en ese libro son casi 1.800. El libro ha sido actualizado a marzo de 2016, incluyendo las nuevas calles, los cambios en algunos nombres, nuevos datos respecto a otras calles y correcciones de erratas. Lo publica Ediciones Cardeñoso, la editorial por excelencia para los libros sobre nuestra ciudad.

El libro está a la venta en varias librerías de la ciudad, en la Casa del Libro y pronto estará en Amazon. Además se puede pedir a la editorial, enviando un correo a edicionescardenoso(arroba)mundo-r.com, esto último es muy recomendable para la gente que está fuera de la ciudad y quiere obtener un ejemplar.


sábado, 15 de agosto de 2015

Las placas de las calles de Vigo (y fin de El Vigo Oculto)

Pues sí, hoy escribo la última entrada en este blog. Pero tranquilos, no voy a dejar de escribir artículos sobre las cosas menos conocidas de la ciudad. Es que a partir del sábado que viene, pasaré a escribirlos en Vigonoticias.com, un medio de comunicación que va a ser relanzado y que va a contar con mi colaboración. Espero que os guste la idea. Por supuesto, este blog no va a ser borrado, y todos los artículos que escribí quedarán disponibles hasta que Google quiera.



Y para rematar, os presento mi segundo trabajo. Va sobre las placas de las calles de Vigo, algo de lo que nadie ha escrito hasta ahora. Hace dos años escribí un artículo sobre las placas de las calles, pero no escribí la segunda parte, por falta de datos, y porque iba a ser muy largo. Hace tres meses publiqué mi primer libro, Los nombres de las calles de Vigo, con una excelente acogida. Y ahora, he querido rematar el artículo con mi segundo trabajo, Las placas de las calles de Vigo, que llevó tres meses de trabajo y 48 páginas, a diferencia de los diez meses y 572 páginas del primero. La elaboración de este trabajo se dividió en dos partes, dos meses de trabajo de campo, inventariando las placas de todas las calles de la ciudad, bien mediante la aplicación Google Street View o por comprobaciones in-situ o combinando las dos. Cabe destacar que algunas placas desaparecieron durante la redacción de este trabajo, y las cifras en los modelos mayoritarios pueden desviarse un poco del número real, aunque la desviación será escasa. Espero que por lo menos tenga tanta buena acogida como el anterior.

sábado, 8 de agosto de 2015

El Campo de Caralladas


Uno de los lugares más populares de la ciudad, ya desaparecido, es el conocido como Campo de Caralladas. Este lugar se encontraba entre las calles León, Urzáiz y Jenaro de la Fuente, y era un sitio donde iban los críos a jugar, de ahí el recuerdo de mucha gente.

El campo permaneció hasta los años 90, después de abrirse la calle Jenaro de la Fuente, cuando se urbanizó la zona, creándose en el lugar la Praza de Maruja Mallo. A pesar de la urbanización, por lo reciente de esta, sigue vivo el recuerdo del aspecto que tenía.

El nombre puede parecer curioso, pero el apodo caralladas se aplicaba a gente con tendencia a estar de fiesta, y muy común entre los gaiteros. Probablemente el origen del nombre sea que los terrenos eran propiedad de un gaitero con ese nombre. Quizás lo curioso del nombre sea otra de las causas por las cuales el nombre sigue con bastante vida.

sábado, 1 de agosto de 2015

Los barrios de Lavadores

Una cosa que mucha gente desconoce es que la antigua parroquia de Lavadores es más grande que la actual, y que además, estaba dividida en una serie de barrios y lugares como estos:

Bagunda: Los límites son: Fontáns, en campo hasta el cruce de la calle Santa Cristina con Curros, Curros, Bajada Capitán, luego baja en línea recta hasta el Río Lagares hasta la Avenida de Madrid, hasta la calle Papuxa, coge unas casas del grupo de viviendas de San Roque, Padre Sarmiento, Couto Piñeiro, Colombia, Reiseñor, Águia, Doctor Carracido y Palencia. Incluye los lugares de Bagunda (barrio actual), Ceboleira (barrio actual), Couto (de Gregorio Espino a Padre Sarmiento-Couto Piñeiro), Medeiros (la zona de la Doblada), Porbelo (zona de Severino Cobas, Travesía de Naia) y Vilar (barrio actual)

Bouciña: Los límites son: Travesía de Barreiro, San Caetano, Ramón Nieto, Manuel Álvarez, Medoña, Carretera Vella de Madrid, Hospital del Meixoeiro, luego baja hasta Manuel Álvarez, baja y corta el Camiño do Foro y Severino Cobas hasta la calle Cambeses, sube por el ramal de Cambeses que lleva a la curva del mismo nombre en Ramón Nieto, Marcelina Panete, sube y corta el Camiño de Sampaio de Abaixo y la calle Roteas de Abaixo hasta el límite con Candeán, baja luego por Subride, y va en línea recta hasta el cruce de la calle Barreiro con la Calle Fonte Escura y Camino de Trinitario Otero, baja luego hasta la Travesía de Barreiro. Incluye los lugares de Barreiro (barrio actual), Bouciña (zona de Severino Cobas y Río Lagares), Cambeses (barrio viejo de Cambeses y sube todo por encima de la urbanización de Cambeses hasta Candeán), Coutada Nova (todo entorno a la calle Coutada Nova), Meixoeiro (Camiño do Meixoeiro y hasta el hospital) y Sello (en torno a la Subida ó Sello)

Caride: Limita con la calle Numancia, Toxal, Aragón, Primera Travesía do Padre Celso, Cantabria, Vista do Mar, Pouleira y baja en línea recta muy cerca de la calle San Xoan hasta la AP-9. Los lugares son Caride (De Travesía de Vigo para abajo), Poulo (Calle Vista do Mar y Cantabria), Viso (de Travesía de Vigo hasta un poco más por encima de la calle Aragón)

Gandariña: Limita con el Río Lagares, va en línea recta hasta el límite con Bembrive, por un regato que cruza la Estrada de Bembrive y va hasta la Avenida de Madrid hasta el Lagares. Los lugares son Gandarón (entre el Lagares y la calle Gandarón), Gandariña (en torno al Camiño da Gandariña y Alcalde de Lavadores) y Piñeiro (La Avenida del Alcalde de Lavadores, entorno al Camiño do Piñeiro y la calle Sarabio)

Pardavila: Limita con la calle Toledo, Avenida do Aeroporto, baja en línea recta hasta la Avenida de Ramón Nieto, en torno a la curva de Cambeses, baja por Cambeses, Curros, y luego en línea recta hasta Fontáns, Jesús Fernández y Toledo. Los lugares son Brea (en torno a la calle del mismo nombre), Curros (la zona entre Ramón Nieto, Porbelo y Curros) y Pardavila (Ramón Nieto y el resto del barrio)

Riomao: Desde la calle Pizarro por Pino, Numancia, en línea recta hasta Aragón, Primera Travesía do Padre Celso, Cantabria, Toledo, Palencia, Doctor Carracido, Águia, Reiseñor, Couto Piñeiro. Los lugares son Calvario (Urzáiz y todo por debajo), Corredoura (en torno a la calle Toledo y Avenida del Aeroporto), Mouregade (toda la zona de Jenaro de la Fuente-Travesía de Vigo), Redomeira (en torno al camino homónimo) y Riomao (calles Cataluña, Extremadura hasta Caride)

Sabaxáns: Desde Bajada Capitán por Curros, Cambeses, va en línea hasta Manuel Álvarez y va hasta el límite con Bembrive y Gandariña, hasta el Río Lagares, hasta Severino Cobas, cruce con Bajada Capitán. Sus lugares son Meixoeiro (un poco en torno al cruce de Manuel Álvarez con Estrada Vella de Madrid, compartido con Bouciña), Naia (en torno a la calle homónima, además de Cortellas) y Sabaxáns (en torno al camino homónimo, hasta Pardavila)

San Paio: Desde Cantabria por Vista do Mar, coge todo el límite con Teis y Candeán hasta el Camino de Roteas de Abaixo, baja en línea recta hasta la calle Ignacio Grobas y sube hasta la Avenida do Aeroporto, que marca el límite hasta la calle Cantabria. Sus lugares son Brea (un trozo del barrio de Pardavila, en torno a la calle Santeira y Remanso), Casal (calles Casal de Abaixo, de Arriba y Casal, por debajo de Cabalaria), San Paio (todo lo que cae por encima de la Avenida del Aeroporto y no es parte del Casal), y San Paio de Abaixo (por debajo de la Avenida do Aeroporto).

sábado, 25 de julio de 2015

El desconocido origen de Peniche

Un conocido barrio de la ciudad recibe el nombre de Peniche, lo que muchos desconocen es que está adscrito a la parroquia de Coia, urbanizándose entre los años 50 y 60, desapareciendo por ello su pertenencia a la parroquia de Coia.

El barrio limita más o menos con la Rúa de Jacinto Benavente, donde estaba el Centro de Salud, en una zona denominada A Ribeira de Picacho. Por ahí va todo por el mar, por la Ribeira de Peniche, hasta pasar la Rúa da Paz, en una zona denominada como Os Campos de Peniche. Va hasta la Rúa de López Mora y Pi y Margall, cogiendo toda la zona de A Seara, lugar del barrio de Peniche, que marca el límite entre Coia y Freixeiro. Limita con la calle llamada Escalinata de Peniche y baja por la Rúa de Severo Ochoa, donde antaño estaba el Marco de Peniche, que separaba las parroquias de Vigo y Coia. Y por ahí baja en diagonal hasta la Ribeira de Picacho antes mencionada.

¿Y por qué se llama así? Gerardo Sacau dice que se trata de un diminutivo de "pena" (roca de pequeña entidad), pero Iván Sestay, en su imprescindible libro Toponimia do Val do Fragoso: Coia, afirma que eso solamente es una mera hipótesis, dado que el origen del topónimo es desconocido. Deja caer otra hipótesis, que es que tomara el nombre de la villa portuguesa de Peniche, villa a la cual iban muchos marineros de esta zona y de donde tomaría el nombre.

Lo cierto es que el topónimo sobrevive con fuerza, y actualmente está fijado en el callejero vigués como Escalinata de Peniche, estas escaleras que conectan el cruce de la Rúa de López Mora, Tomás Alonso y Pi y Margall con Torrecedeira.